¿Has notado que tu postura no es la ideal? Si al estar de pie tu cuello está inclinado, la cadera o rodillas impulsadas hacia adelante o atrás y tus hombros no están derechos, necesitas mejorar tu postura no sólo para mejorar tu imagen, sino para evitar lesiones en cuello y espalda que pueden resultar de pararte “chueco”.

Consejos para mejorar tu postura

  • Mantente atento a tu postura. Aunque parezca obvio, la forma en la que caminas o te mantienes de pie puede pasar completamente desapercibida durante tu día a día. Por ello, una de las primeras acciones que debes tomar para mejorar tu postura es poner atención a ella cada que lo recuerdes, con el tiempo se volverá un hábito y te obligarás con más regularidad a enderezarte.
  • Haz ejercicio. De manera general, cualquier clase de ejercicio te ayudará, pero existen algunos que son particularmente útiles para corregir tu postura como el yoga y tai chi. Si, además, complementas con ejercicios aeróbicos o con peso ligero que fortalezcan cuello, abdomen y pelvis, notarás resultados más pronto.
  • Cuida tu peso. El sobrepeso y obesidad tienen consecuencias directas en la pelvis y columna vertebral pues puedes ocasionar problemas lumbares, lo que también afecta tu postura.
  • Usa muebles ergonómicos. Esto es muy importante en tu lugar de trabajo pues pasas extensas horas en una misma posición. Tu cuello, piernas y espalda deben estar alineadas todo el tiempo, por ello, tu escritorio y computadora, o lo que sea con que trabajes, deben estar a la altura ideal de tus brazos, cabeza y piernas.

Si ya tienes molestias y dolor en la espalda y cuello consecuencia de una mala postura, lo mejor es acudir con un médico ortopedista para que te diagnostique pues podrías estar presentando lesiones que requieran tratamiento.

En el Sanatorio San Francisco contamos con consulta de ortopedia, si deseas agendar puedes ponerte en contacto con nosotros, te atenderemos con gusto.